sevillaeconomia


Sevilla acogerá los próximos 14 y 15 de abril las V Jornadas Nacionales de la Competencia Empresarial

Los próximos días 14 y 15 de abril se celebrarán en Sevilla las V Jornadas Nacionales de Defensa de la Competencia, organizadas por la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía. Esta cita supone un punto de encuentro fundamental entre las autoridades de Defensa de la Competencia, los responsables de la política económica y personalidades del mundo académico y profesional para el tratamiento en común de diversas cuestiones en torno al ‘Mercado único y competencia’. Según el programa, a la inauguración se prevé que acudan el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, el presidente de la Comisión Nacional de la Competencia, Luis Berenguer, y el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes.

Además, dentro de las actividades contempladas en un convenio de colaboración, el Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación y la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía, han elaborado conjuntamente la Guía de Competencia para las Empresas Andaluzas: La competencia beneficia a todos. El documento tiene por objeto recoger las normas básicas relativas a la competencia, ofreciendo una herramienta específicamente diseñada para el conjunto empresarial andaluz, teniendo en cuenta sus especificaciones y necesidades particulares.

La Guía de Competencia para las Empresas Andaluzas recoge de forma simple y accesible las normas básicas de competencia aplicables a las empresas andaluzas, analizando situaciones más concretas que puedan arrojar luz a las asociaciones de empresas en su preocupación por abundar en las buenas prácticas. El análisis se acompaña con ejemplos ilustrativos de asuntos que han sido dirimidos por las autoridades de defensa de la competencia en el pasado.

Esta Guía pretende constituir un instrumento relevante para contribuir a extender la cultura de la competencia en el sector empresarial andaluz, haciendo accesibles sus contenidos a través de la red cameral andaluza y estableciendo una vía de contacto entre las empresas y la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía para la solución de cualquier cuestión o problema relativo a la defensa de la competencia.

La Guía de Competencia ha sido presentada en la Sede de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Cádiz, en un acto que ha contado con Antonio Ponce, presidente del Consejo Andaluz de Cámaras; Gaspar Llanes, Secretario General de Economía de la Junta de Andalucía; Amalia Rodríguez, directora Gerente de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía; y el presidente de la Cámara de Comercio de Cádiz, Ángel Juan Pascual.

Con posterioridad al acto de presentación, se ha celebrado una sesión formativa de una hora de duración sobre las normas básicas relativas a la competencia. Esta sesión formativa es la primera de una serie de jornadas que se llevarán a cabo en las sedes de diversas Cámaras de Comercio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Durante 2010 la Agencia de la Defensa de la Competencia reforzó la eficacia contra las prácticas anticompetitivas

La Agencia de Defensa de la Competencia tiene como uno de sus objetivos prioritarios disuadir a los operadores económicos de la realización de las conductas prohibidas en la legislación de defensa de la competencia que pudieran obstaculizar el funcionamiento competitivo de los mercados, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Estas conductas prohibidas son, entre otras, los acuerdos entre empresas que tengan por objeto o por efecto un falseamiento o restricción de la competencia, el abuso de una posición de dominio (como puede ser la imposición de precios u otras condiciones comerciales no equitativas) y el falseamiento de la libre competencia por actos desleales que afecten al interés público. En base a ello, durante el pasado 2010, el Departamento de Investigación (cuya labor es la instrucción de los procedimientos sancionadores para defender la competencia) llevó a cabo un conjunto de actividades que ascendió a 220 notificaciones, requerimientos de información e inspecciones domiciliarias.

Como resultado de esta actividad, durante el pasado ejercicio, el Consejo de Defensa de la Competencia ha dictado once resoluciones, de las cuales cinco son sancionadoras (por importe de 425.012 euros), cuatro son de archivo, y dos de terminación convencional.

El Portal de Precios y Competencia de Andalucía es un proyecto pionero en el análisis de precios a nivel de las Comunidades Autónomas españolas. Así, este sitio web supone un importante instrumento de transparencia del mercado para que los usuarios puedan adoptar sus decisiones de compra con mayor información y así mejorar la eficiencia de sus elecciones de consumo. Este portal, en permanente actualización y en línea con las recomendaciones de las instituciones europeas, incide especialmente en el sector de la alimentación y en los servicios de telefonía móvil o internet. También presenta un conjunto de ‘Estudios e Informes sobre precios y competencia’, que incluye un boletín de seguimiento de la evolución de precios de determinados productos.



El 85% del empresariado andaluz considera que el alto nivel de impuestos frena el crecimiento

El 88,6% de los empresarios andaluces estima que el nivel de impuestos de las empresas “no es el adecuado”, mientras que el 85,4% señala que las políticas fiscales actuales impiden generar riqueza adecuadamente y frenan el crecimiento, según un estudio de la Escuela Andaluza de Economía, dependiente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA).

El estudio ha sido presentado en Sevilla con la participación del presidente de la Escuela Andaluza de Economía, Juan Salas; el director de la entidad, Manuel Ángel Martín; y el director del Instituto de investigación, Marketing y Comunicación (IMC), Joaquín Agreda.

Además, el 74,2% opina que la presión fiscal actual no es necesaria para las “necesidades actuales de consolidación y crecimiento del tejido económico andaluz”. Asimismo, el 86% considera que las empresas deben pagar impuestos, frente a un 3,5% que está en desacuerdo, y estiman que las distintas Administraciones Públicas son “generalmente eficientes” en la persecución del fraude fiscal.

Salas explica que los empresarios se muestran “más de acuerdo con aquellas tasas donde ven directamente el beneficio, la relación causa-efecto” y advierte de que con el déficit actual “pedir una rebaja de los impuestos será algo complicado, ya que no hay predisposición al respecto”. “En la medida en que se pagan menos impuestos, la empresa tiene más beneficios para aumentar los recursos propios y crear más empleo”, matiza.

En esta línea, Martín ha recordado la postura “beligerante” de la CEOE y de la CEA en el desarrollo de tasas como el Impuesto de Sociedades, con una “petición continua” en el área de las rebajas de las cotizaciones sociales y contrario al incremento del IVA, “que el empresario tiene que pagar, aunque no haya cobrado aún las facturas a las que hace referencia”.

Las empresas localizadas en Andalucía valoran los impuestos con una puntuación “negativa, por debajo incluso del precio del dinero o la competitividad de los costes salariales”. El informe añade que “antes de la crisis la presión fiscal se valoraba con un 3,5 sobre diez y ahora cae hasta el 2,3%”. En este sentido, indica que las opiniones “más críticas” hacia el nivel actual de presión fiscal se dan especialmente en las empresas de menos de diez empleados y en las de mayores plantillas, con más de 50 trabajadores, con especial presencia en los sectores de la hostelería y el comercio.

El 40,7% del empresariado señala que los impuestos en Andalucía son mayores que en otras regiones, mientras que un 39,4% duda o desconoce los datos que le permitan comparar y opinar al respecto. Así, estima que regiones como País Vasco, Cataluña, Madrid y Navarra tienen un “trato fiscal más favorable”.

Sin embargo, el estudio recoge diferencias entre las respuestas de las centrales andaluzas de empresas nacionales, que tienen a citar más que la media a Madrid; mientras que las empresas con razón social andaluza apuntan en mayor medida al País Vasco, Cataluña y Navarra.

El 30% de los empresarios considera el IVA como el impuesto “más injusto” en términos de justicia distributiva, ya que “ni siquiera contribuye a una redistribución justa de la riqueza que se está creando en la actualidad”. A éste, le sigue en porcentajes similares por el Impuesto de Sociedades (14% de los encuestados), las contribuciones a la Seguridad Social (13%), el Impuesto de Bienes Inmuebles (11%) o el Impuesto sobre la Renta (9%).

El estudio señala que los impuestos que más empresas consideran “frenos a su crecimiento” son de origen estatal, apuntando al IVA, las contribuciones a la Seguridad Social, los impuestos de sociedades y los gravámenes indirectos a los combustibles fósiles. Este posicionamiento es mantenido principalmente por las empresas de la industria y la construcción, que aseguran que su situación actualmente es negativa o regular, con más de 20 años de implantación, un tamaño medio (entre once y 50 trabajadores) y con más de un centro de trabajo, con razón social en Andalucía o con delegaciones de empresas nacionales.

Por su parte, la fiscalidad municipal también es entendida como un “freno significativo”, especialmente en el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles, identificado por el 90% del empresariado, mientras que el 70% apunta al Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el 61,4% a las licencias de apertura y constitución de empresas. Asimismo, los impuestos ecológicos de la Junta de Andalucía crean “condiciones difíciles al crecimiento de un 42% de las empresas”.